¿Qué es una Organización Autónoma Descentralizada (DAO)?

Un nuevo tipo de organización para un nuevo paradigma. Enterate más

La tecnología de blockchain llegó para terminar con los intermediarios. Es una característica fundamental de este tipo de red la no necesidad de terceros en los que confiar a la hora de realizar transacciones.

¿Pero esto es exclusivo de Bitcoin?

De ninguna manera. La aplicación monetaria de blockchain es sólo una de las múltiples funciones posibles. Las blockchain permiten establecer nuevos mecanismos de gobernanza, de forma que es posible garantizar la toma de decisiones en organizaciones sin autoridad central ni jerarquía.

Organizaciones Autónomas Descentralizadas (DAO)

La coordinación de esfuerzos de múltiples personas e instituciones en torno a un proyecto u organización no era posible sin conocerse o establecer algún tipo de confianza entre sus miembros. Esto cambia con el surgimiento de las DAO.

Una Organización Autónoma Descentralizada (DAO, por sus siglas en inglés) es una organización que tiene la capacidad de funcionar de forma autónoma, desprovista de toda autoridad central. Sus procesos están regidos por smart contracts.

Las normas que regirán su actividad son decididas mediante votaciones por los stakeholders y se escriben en el software de código abierto. Usualmente, a través de la posesión de un token los usuarios acceden a tomar decisiones y votar en torno a propuestas. Se trata de un esquema de incentivos que busca alinear los intereses de la organización y sus miembros a la vez, resolviendo el problema de coordinación ante la ausencia de autoridad o estructura jerárquica.

Una DAO no pertenece a una jurisdicción ni a otra. Su naturaleza descentralizada y su funcionamiento autónomo hacen posible que exista más allá de las fronteras.

Vamos a pensarlo con Bitcoin, por ejemplo…

Bitcoin cuenta con reglas preprogramadas, establecidas en su software de código abierto. Su funcionamiento no depende de ningún estado, empresa ni autoridad central, es autónomo. La coordinación se da a través del consenso de los nodos de la red, que verifican la validez de las transacciones y pueden realizar propuestas de mejora al protocolo.

Con la definición que dimos y las características de Bitcoin, podríamos clasificarla como la primera DAO plenamente funcional.

En la actualidad, existen miles de proyectos que funcionan con esta modalidad. Los propósitos son variados, así como el nivel de autonomía y descentralización de cada uno de ellos.

Una de las más populares es MakerDAO, a cargo de la gobernanza de Maker.

Maker es un protocolo que funciona sobre la red de Ethereum y permite la emisión de DAI, una stablecoin ligada al valor del dólar. La gobernanza del protocolo queda en manos de los poseedores del token MKR, que pueden tomar decisiones relevantes en torno a su funcionamiento, como el nivel de colateralización detrás de la moneda, por ejemplo.